• Wally

Carta #33: Querido 2019.

Fuiste un gran año a pesar de que nunca había sufrido tanto.

Fuiste un gran año porque me enseñaste el verdadero amor y su significado.

Fuiste un gran año porque me probaste hasta mi punto de quiebre y sintiera el verdadero daño.


Conocí a gente que en muy poco tiempo se hicieron cercanos.

Conocí lo que es luchar hasta que las fuerzas ya no me daban más.

Conocí mi capacidad de levantarme y agarrarme por más ganas que tenía de marchitarme.


Me enseñaste que no hay plazo que no se cumpla.

Me enseñaste que con perseverancia todo se logra.

Me enseñaste que todo tiene su límite; excepto el amor, que renace cada que vemos a los que nos aman como si no hubiera un mañana.


Viví experiencias nuevas que me ayudaron a reforzar quien soy.

Viví experiencias nuevas que me limpiaron de todo aquello de lo que no soy.

Viví momentos primeros que se han quedado guardados en mi corazón.

Viví los últimos momentos de vida de alguien a quien yo quería.

Viví la emoción a su máximo esplendor, como si fuera el primer día de mi vida.


Entre más pasan los años, más comprendo que lo único que importa es vivir el momento.

No importa cuántos problemas creamos tener, lo que importa es lo que de ellos decidamos aprender.


Todo es cuestión de actitud.

Todo es cuestión de ver el vaso medio lleno con cualquier obstáculo que la vida nos presente.

Entre más pasen los años, le pido a Dios que me ayude a ver más claro.

Definitivamente, no soy la misma persona que yo era hace un año.

Definitivamente, he crecido a base de grandes golpes que la vida me ha dado.


Sin embargo, le agradezco a la vida por todo lo vivido porque no podría estar en mejor estado.

Gracias nuevamente 2019, por enseñarme a tomar a los pequeños detalles como algo grande y con significado.


Gracias nuevamente 2019, por haberme hecho más fuerte.

Gracias 2019, por haberme mejorado.


Texto por Letters in Quotes®.


Photo by Plush Design Studio.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo