• Wally

Carta #75: El día que le diste tu vida a alguien más.

Todo pasó tan rápido ...

Un día todo el día me estabas llamando...

Y al siguiente, le entregaste un anillo y se casaron.


Ahora, cada que me distraigo siento libertad ...

Sin embargo, cada que estoy por mi cuenta, siento lástima e impotencia.


Necesito un vocabulario más amplio para expresar lo que estoy pasando...

Un segundo soy fuerte y estoy bien...

Y al siguiente, apenas puedo mover las manos porque mi mente anda divagando.


Hay un cielo azul claro, esperando que lo aprecie...

Y todo lo que puedo hacer es pensar en nada...

como si mis pensamientos fueran no-existentes.


Mi energía está plana ...

Mi estado de ánimo cambia con el son del reloj ...

Estoy luchando en una batalla interior.


El corazón se rompe por distintas emociones.


Ahora entiendo, que el corazón puede romperse no solo por la tristeza

sino también por la ira...

Puede romperse no solo por enojo, sino también por la frustración...

Puede romperse con la impotencia y la no aceptación.


Sin embargo, el verte casado con ella produce melancolía por esta ocasión...

Debido al nacimiento de este nuevo sentimiento:

la desesperanza de que algo entre nosotros renazca.


Nos mataste con esa elección ...

Y no sé si estoy agradecida por eso, o realmente lo siento.


Podría decidir dudar sobre lo que entre tú y yo existía...

Pero, elijo creer que no fue una mentira.

Por eso, te deseo lo mejor desde el fondo de mi corazón.

Adiós para siempre, mi amor.


Texto por Letters in Quotes®




Foto de Photo Nic.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo