Carta #77: Regreso al lugar donde todo comenzó.


Regreso al lugar donde todo comenzó.

Sin pensarlo, estoy sentada donde por muchos años en lo único que pensaba era en encontrarme contigo.

Tú no sabes cuántas veces yo esperé que llegarás a esta misma silla y me invitaras a salir.

Las mismas veces que hablé de ti y que me pintaban como soñadora e ilusa.


Hoy siento un hueco muy grande en mi pecho, que pensé que ya había cerrado pero lo tomo como la prueba final para demostrarme a mí misma que ya quedaste atrás.


Es impresionante lo que un lugar te puede hacer.

Como una persona lo puede marcar…

Pero, ¿sabes? Hoy me doy cuenta que este lugar es más que tú.

Tú no eres este lugar.

Debo de soltar esa idea a pesar que en lo único que me enfoque estando aquí fue en ti.


Tú no eres sus paredes.

Tú no eres sus altos techos.

Tú no eres su gran arquitectura.

Tú eres una persona.

Persona que vive solamente en mi pasado y que no volverá a pisar mi presente;

mucho menos mi futuro.


Te suelto. Fue suficiente.

Ya tuve suficiente.

Que tengas una muy buena vida.

Gracias por haberme enseñado que hay más por descubrir y más sueños por cumplir.


Adiós.




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo