• Wally

Después de la tormenta llega la calma...

Los pasados 5 días han sido fuera de lo común. Días donde me he sentido perdida con las definiciones de: ¿Quién soy? ¿Así soy yo o estoy siendo influenciada? ¿De verdad no tengo bases sólidas? ¿De verdad me ven cómo alguien que no sabe nada de la vida? ¿De verdad estoy lejos de verme como la mujer fuerte que quiero ser?


He llorado de desesperación por encontrar las respuestas a esas preguntas...

He platicado con gente que parece que tiene 'todo bajo control' para ver si soy la única que no encuentra su lugar en este planeta.

He escuchado diferentes canciones, podcasts y videos de empoderamiento personal.

He puesto toda 'mi rutina' en pausa para volverme a levantar.


En este momento me encuentro sentada, analizando lo que estoy sintiendo, sin la presión que siempre me ejerzo de estar haciendo algo por mi futuro profesional.


*Respiro profundo*


Estoy cansada emocionalmente pero, también nunca había estado tan lista para afrontar la vida. Así fue como el pasado Domingo 12 de Diciembre del 2021, tomé una decisión que después compartiré.


Esta decisión no fue fácil de tomar porque puede que lastime a alguien que amo pero, sé de corazón que es lo mejor.


Mi momento ha llegado, el momento que tanto estaba esperando:

Comenzar a vivir mi vida y a esforzarme por hacerla perfecta.


Sin duda alguna, necesito encontrar una metodología para escribir todo lo que estoy pensando, sintiendo, viviendo en mi día a día para que exista una coherencia entre cada entrada publicada en el blog.


Cómo te darás cuenta, no tengo nada perfectamente planeado pero solamente

HACIENDO es como te das cuenta lo que hace falta por mejorar.

De lo único que estoy segura es que 2022 será el año en el que yo despegue: emocional, económica, espiritual y mental.


Hoy, en un año, seré la persona que siempre he querido ser:


  • Físicamente: FIT. Con cuadritos XD.

  • Emocionalmente: Reconociendo mis emociones, analizándolas y dándoles su justo valor. Teniendo los conceptos necesarios para expresarme adecuadamente.

  • Mentalmente: Inquebrantable. Nadie me podrá hacer dudar de mi misma si mi corazón el que está haciéndola de guía.

  • Espiritual: Una Fé inquebrantable en que todo está pasando como debe de pasar, soltar lo que no me corresponde tomar y aferrarme a todo aquello que está bajo mi poder el que se pueda lograr.

  • Económica: Siendo auto-suficiente. O mínimo, pagando mis gastos fijos y mini viajes.




0 visualizaciones0 comentarios